Pasar al contenido principal

Minería debe convertirse en el pilar fundamental de la recuperación económica tras el Covid-19

Minería debe convertirse en el pilar fundamental de la recuperación económica tras el Covid-19

Desde el punto de vista estrictamente económico, las reformas emprendidas en la década del 90 fueron exitosas y, gracias a ellas, se atrajeron inversiones mineras, medida que aceleró el crecimiento del sector. No obstante, aún se tiene una deuda en el desarrollo social en las zonas donde se desarrolla esta actividad, explicó el Ing. Valentín Choquenaira, gerente general de Black Mountain Minerals.

“El desarrollo sostenible en minería camina con limitaciones en la dimensión social. El crecimiento es una tarea pendiente en el Perú y el mundo. Para alcanzarlo deben estar en equilibrio tres dimensiones: la económica, la ambiental y la social”, detalló Choquenaira.

El Covid-19 viene afectando sustancialmente a la economía, motivo por el cual la minería puede convertirse en pilar fundamental de una futura recuperación. Por lo tanto, resulta fundamental el implementar acciones de mediano plazo para que el impacto minero trascienda la vida de los yacimientos.

Es indispensable que se asegure la comunicación y transparencia sostiene Choquenaira. Indicó que la población debería estar informada del presupuesto de las regiones cuando provienen de la minería, así podría evitarse la falsa percepción de que la riqueza generada en nada beneficia a la población.

Además, la inclusión de las compras de bienes y servicios locales en los indicadores de gestión (KPIs), y la instauración de un código de ética frente a la corrupción, son de suma importancia.

Choquenaira, por último, plantea algunas acciones estratégicas a considerar. Para el especialista, deben efectuarse lineamientos básicos de las dimensiones sociales del desarrollo sostenible dentro de la política minera peruana, para asegurar un rendimiento uniforme en donde el interés común de la compañía minera, la comunidad y el Estado sea el desarrollo.

“Se debe declarar a la minería, agricultura y salud como actividades estratégicas de interés nacional”, manifestó. Dado que la minería y la agricultura generarán los recursos económicos y la seguridad alimentaria para afrontar con éxito la salud pública y los efectos del Covid-19.

“El Gobierno debe liderar la viabilidad de los proyectos mineros grandes y pequeños, incluida la asistencia técnica a la formalización minera. Su inacción puede empujar el retroceso no deseado. Por último, debe simplificar la tramitología, mediante la centralización de la coordinación y promoción de los proyectos mineros, liberándose de la exagerada reglamentación y burocracia”, puntualizó.

Choquenaira dio estas declaraciones durante el conversatorio virtual “Minería Sostenible en tiempos de Covid-19”, en el marco del ciclo “Martes de la Ingeniería Minera”, organizado por el Capítulo de Ingeniería de Minas del Consejo Departamental de Lima del Colegio de Ingenieros del Perú,  presidido por el Ing. CIP Oliverio Muñoz Cabrera.

Compañías mineras en tiempos de pandemia

Durante el conversatorio, Oscar Gonzáles Rocha, presidente ejecutivo de Southern Perú Copper Corporation (SPCC), manifestó que el Estado, las compañías mineras y la sociedad civil, deben trabajar juntos para sacar adelante los US$58 mil millones en inversión que tiene la cartera de proyectos mineros, de los cuales 8 mil millones son de SPPC. Reveló que la producción de la compañía durante la pandemia estuvo dentro de lo previsto.

La recuperación económica se verá beneficiada gracias al trabajo que puedan otorgar las mineras grandes y pequeñas. No obstante, sostuvo que debe superarse la falta de liderazgo político para concretar las inversiones, garantizar la seguridad y lograr una estabilidad política que beneficie una cohesión social entre las comunidades y compañías.

Alejandro Hermoza, vicepresidente de Sostenibilidad de Cía. de Minas Buenaventura, coincide en la enorme importancia en la recuperación económica del país. “La minería ha demostrado la enorme capacidad de construir un enorme tejido social detrás de grandes objetivos. En ese sentido, ha sido importante la inclusión del sector en la primera fase de reactivación económica”, indicó.

Manifestó que en Buenaventura se apuesta por el concepto de Responsabilidad Social Compartida, más aún en este contexto. “En la actualidad, tenemos un reto que no solo comprende a las empresas, también a las autoridades y sociedad civil. Podemos enfrentar adecuadamente todo lo que viene con el concurso de todas las instancias”, concluyó.

Darío Zegarra, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Cía Minera Antamina, señaló que el compromiso de la empresa ha diseñado el programa “Juntos Venceremos al Virus”, que busca apoyar a las familias y comunidades de su ámbito de influencia operativa, así como a la región Áncash, en la lucha contra la pandemia.

Dicho proyecto se centra en aspectos de salud, a través del adecuado proceso de toma de pruebas de laboratorio, aislamiento y vigilancia médica; seguridad para los trabajadores, con nuevos estándares para la interacción laboral; y el Apoyo a Áncash, gracias a nuevos programas y convenios de cooperación.